Noticias

img_20170426_001229_001

500 días de Macri

En estos 500 días de gestión del nuevo gobierno he realizado un balance y considero que Argentina todavía no ha despegado como muchos sostenían. Hoy tenemos un problema estructural muy grande con una parte de la población viviendo en condiciones críticas, con desempleo y sin la atención del Estado.

La economía está parada, venimos en caída libre desde ya hace un tiempo y ese diagnóstico es un claro reflejo de la falta de consumo.

Este flagelo castiga sustancialmente a la industria nacional que hoy se ve afectada por la apertura indiscriminada de importaciones. El 80 por ciento de nuestra economía funciona con mercado interno y el 72 por ciento de nuestro empleo es PyME. Por ello hemos sostenido desde el Frente Renovador hacer hincapié en promover y proteger nuestras PyMES, porque son el motor de nuestro país y las que generan trabajo digno.

Por otro lado la nula sensibilidad social del gobierno ha sido otro agravante, ello repercutió notablemente en la economía familiar y no se ha tenido reparo alguno para poder diferenciar a quienes podían pagar las tarifas y a quienes no.

Argentina merece un gobierno capacitado, que contemple metas a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo las marchas y contramarchas del gobierno han hecho que la gente quede rehén de las malas decisiones y sea la única perjudicada. Por eso aspiro a que estas cosas sean modificadas por el bien de todos los argentinos, que puedan escuchar más a la oposición y puedan incorporar nuestras propuestas en beneficio de los trabajadores y los más vulnerables como prioridad.